25/11/08

Iter Compostellanum

9 comentarios:

Sebastià Giralt dijo...

Álvaro, no puedo ver el vídeo!

Ana dijo...

Wow, Álvaro, ¡qué lindo te ha quedado! ¡cuántos recuerdos de momentos inolvidables! Muchas gracias por este hermoso regalo al que solo le falta el mejor de los anfitriones: apenas sales . Nada hubiera sido posible sin tu tesón ni tu buen hacer, así que si alguien merece ser considerado responsable del éxito del curso, eres tú. Muchas gracias por todo.

Álvaro P. Vilariño dijo...

Gracias Ana. Creo que todos cumplimos con nuestro papel, y en esta ocasión fui yo el que tuve que hacer de arbiter convivii...
Espero haber sido benévolo al mezclar las partes de vino y agua...!

Álvaro P. Vilariño dijo...

Sebas, es que lo tenía como privado (sin querer, claro), pero nuestra polivalente Ana y su fiel Argos me han avisado a tiempo...!

Luis Inclán dijo...

Muchas gracias, Álvaro. Solo siento lo mismo que Ana: apenas sales.
Durará mucho tiempo el recuerdo de esta primicia de curso chironiano. Y todo gracias a ti.
Saludos.

Carlos Cabanillas dijo...

Sencillamente magistral, Álvaro. Sólo lamento no tener la oportunidad de volver a escuchar en el vídeo a un trío espectacular que amenizó la última velada.

Eres el mejor.

sergi dijo...

Fantástico, excelso centaurinho...
(el agua que mezclamos lo fue en su justa y mínima medida...)
;-)

Olga dijo...

Qué maravilla, aunque me hubiera gustado oíros a vosotros tres interpretando cualquiera de las canciones con las que nos entusiasamasteis el sábado.
Has sido simplemente el mejor de los anfitriones hasta el último minuto, y más alla´.
¿Qué voy a deciros? Que si no fuera porque trabajamos juntos en chiron todos los días podría decir que os echo de menos...

Álvaro P. Vilariño dijo...

Se agradece el cumplido, Olga, pero sigo pensado que lo hacen mejor Bruce y sus muchachos...!